En Esta Navidad…

La Navidad es un tiempo para pasarlo en familia con gozo, regalos, y normalmente mucha comida. Con una exepción, cuando sufrimos una perdida significativa. En ese caso las fiestas tienden a ser tristes y reflectivas. Tendemos a recordar los seres amados que hemos perdido, y esos recuerdos nos vuelven a asegurar que no los volveremos a ver, hasta que todos nos encontremos en el Reino de Dios. Hace siete años mi padre pasó a la presencia del Señor un par de semanas antes de la Navidad. Mi padre era mi mejor amigo, mi mentor, y era siempre el alma de las fiestas. El perderlo era muy duro para mi. Recuerdo pasar las fiestas pensando en todas las veces que celebramos la Navidad juntos, y pensando en lo que estaríamos haciendo ahora, si el estuviese aún con nosotros. Créanme, las fiestas pueden ser muy deprimentes cuando hemos sufrido una perdida significativa.

En este 2018 mi esposa y yo pasamos por un proceso de adopción inesperado, y un bebé recien nacido nos fue entregado en adopción por sus padres biológicos, quienes nos aseguraron que les era imposible tener el bebé, y nos pidieron que lo adoptemos para darle una mejor vida. Nosotros aceptamos con alegría, e hicimos todos los preparativos necesarios para adoptar legalmente a nuestro bebé Joshua. Como toda adopción, el proceso era largo, caro y complejo, pero desde el primer día nosotros aceptamos el desafio, y adoptamos al bebé en nuestros corazones, y no escatimamos esfuerzos para cumplir con todos los requerimientos legales y finalizar el proceso de adopción legalemente. Cada uno de nosotros hizo los sacrificios necesarios para adoptar a ese bebé precioso. Después de seis semanas de expectativa estresante y anticipación gozosa, nuestro dia de corte finalmente llegó. El día en que la corte legalemente nos consedía el derecho de adoptar a Joshua. Fuimos a la corte expectantes, felices, y listos para tener un cuarto miembro de la familia Youssef. Desafortunadamente las cosas se tornaron muy diferentes a nuestras expectativas. La madre biológica del bebé compareció ante la juez diciendo que ha cambiado de parecer y qu quiere recuperar su bebé de inmediato. No tengo que decirles cuan doloroso fue eso para nosotros. Aún me es dificil expresar los sentimientos que tenemos, y el dolor que sentimos.

La Navidad tiende a ser difícil cuando no tienes tus seres amados contigo. Culaquiera que fuese tu perdida, la Navidad tiende a maginificar ese dolor. Esta mañana me desperté pensando en el gozo que hubiera sido tener a nuestro bebé Joshua con nosotros para esta Navidad. Los regalos, los mimos, y las risas que hubieramos compartido juntos Pero… ya no tenemos al bebé, y no podemos hacer nada al respecto. Entiendo que nuestra perdida es muy diferente de quién ha perdido un conyuge, padre, madre, hermanos, o aún hijos que haya criado toda una vida. Sin embargo nuestra perdida es muy significativa para nosotros. Llevamos ocho años orando por un bebé para adoptar. Cuando esa pareja de padres biológicos nos buscaron y nos pidieron que adoptaremos a su bebé, nosotros creimos que era la respuesta a nuestras oraciones. Mi hijita se le llenó el corazón de alegría de finalmente tener un hermanito. Perder a Joshua fue muy duro para ella, y para cada uno de nosotros! Pero… el tiempo de la Navidad ha llegado, y aún con el corazón quebrantado hemos decidido celebrar. Celebrar a otro Bebé que ha nacido en un humilde pesebre hace más de 2000 años atrá, para traernos esperanza, gozo y paz. El nacimiento de Jesús es el milagro más grande de la historia humana! Dios se hizo hombre, y habitó entre nosotros! Cuando pienso en la majestad del Creador del universo, quedo admirado de pensar en su gran amor y su gran sacrificio en hacerse hombre, vivir entre nosotros, morir por nosotros, y resucitar de los muertos para reconciliarnos consigo mismo para siempre!

Sea que estemos sufriendo, o de luto, el mensaje de la Navidad sigue siendo la única esperanza de la humanidad. La esperanza de que somos adoptados en la familia de Dios, somos aceptados hijos de Dios, y que un día seremos reunidos con El y con nuestros seres queridos que han partido a la presencia del Señor. Nuestra esperanza es que viviremos con El en gozosa adoración por la eternidad! Sin embargo nada de eso hace que el tiempo de Navidad sea facil cuando estamos sufriendo, pero el gozo de las Buenas Nuevas de la incarnación de Cristo no debe ni puede ser opacada por el sufrimiento humano. Porque después de todo, nuestro peor enemigo ya ha sido derrotado por la resurrección del Dios incarnado!  1 Corintios 15:52-57 FELIZ NAVIDAD A TODOS!!

 

IMG_1336

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s